lunes, 2 de agosto de 2010

12 microcuentos de fantasía y ciencia ficción

Bebió todas las estrellas de la noche de los tiempos y a sus espaldas sólo quedaron planetas vacíos y un universo despoblado.

Bajó temblando de su nave y se puso a llorar al contemplar, en soledad, el oscuro anochecer de los tiempos.

Quedó apresado en el instante donde el corazón se detiene y los besos se evaporan. El segundo exacto donde el amor muere.

Miró a través de la ventana de su nave y pudo observar toda la belleza del universo desplegando sus colores para él.

A pesar de tener todo el tiempo en sus manos, no le alcanzó lo que dura la eternidad para apagar tanto dolor.

Y se quedó sentado, observando el lento transcurrir de la eternidad, esperando volver a encontrarla en otra vida.

La última estrella se apagó sobre el monte y con ella murió la frágil esperanza de un nuevo amanecer.

Dejó caer su alma en el espacio infinito, como un cometa encendido, con destino directo de colisión con la estrella que amaba.

El fin de la eternidad trajo consigo el invierno de los tiempos y todo volvió a ser uno, cuando la nada fue todo.

Se sentó en la cima de la montaña y observó el triste paisaje de un mundo que había perdido todos los árboles y las flores.

La acarició entre las piernas y bajo las lunas de Urano le dio un beso que tiñó sus mejillas azuladas de un ardiente carmesí.

Y dejó volar su alma, sólo para volverla a ver, en algún lugar del universo, donde el amor brilla más que las estrellas.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gustan, no soy crítico, pero me trasmiten emociones y hace pensar que quien los escribe es una persona extremadamente sensible, capáz de conmover y dinámizar sentimientos. Te felicito y me encanta poder contarte entre mis amigos virtuales....por inteligente y bella persona. ÉXITOS.

Damián dijo...

Muchas gracias por tus palabras. Me alegra que te hayan gustado mis microcuentos :)

Artículos relacionados


Más vistos