lunes, 4 de enero de 2010

Falleció Sandro, el cantante que enamoró a generaciones con su música


“Te acuerdas de Elvis, cuando movió la pelvis el mundo hizo plop y nadie entonces podía entender qué era esa furia.”
(Mientras miro las nuevas olas - Charly García)

Roberto Sánchez, ese muchacho que nació en Valentín Alsina, provincia de Buenos Aires, el 19 de agosto de 1945, creció escuchando a Elvis Presley, lo adoró y hasta lo emuló arriba de un escenario siendo aún muy joven y sin conocer la fama que lograría años después.

Con los años, Sandro grabaría varios de los éxitos que inmortalizó su ídolo, pero también lograría identidad propia, convirtiéndose en una figura indiscutible de la música argentina y una estrella de cine, atrayendo a multitudes para ver al muchacho que causaba admiración y un amor inquebrantable en la platea femenina.

Fue así como creció la leyenda de Sandro de América, con éxitos como Rosa, Rosa, Trigal, Te propongo, Quiero Llenarme De Ti, Penumbras, Así, Una Muchacha Y Una Guitarra, Tengo, Como Lo Hice Yo, Dame El Fuego De Tu Amor , Penumbras y su inolvidable versión de Extraños En La Noche.

Pero el Gitano, fue mucho más que un gran cantante o un actor convocante, Sandro se convirtió en un icono de la cultura popular argentina por su enorme carisma. Construyó su propia leyenda en base a su grandeza y su público lo eligió por su carisma y lo amó con locura, con esa misma pasión con la que él les cantó a sus “nenas”, tal como Roberto Sánchez llamaba a sus fans.

Si bien su mayor éxito estuvo relacionado con la música melódica, también cantó junto a estrellas de diferentes vertientes musicales y hasta el rock argentino le rindió tributo en un disco en el que participaron figuras de la talla de Divididos, Los Fabulosos Cadillacs, Bersuit Vergarabat, Attaque 77 y León Gieco, entre otros artistas de renombre.

Sandro dejó este mundo luego de padecer graves problemas de salud derivados de su tabaquismo. Falleció el 4 de Enero de 2010 en la ciudad argentina de Mendoza, luego de varias operaciones, incluido un transplante de corazón y de pulmón.

Se fue la estrella que emocionó a multitudes en toda América, se despidió el cantante que se convirtió en mito de la música argentina, pero nos dejó su legado de música, romanticismo y también mucho buen humor.

Desde aquí nuestro más emotivo tributo, a su vida, a su música y a su pasión.

Adiós gitano, te recordaremos por siempre. Gracias por el fuego de tu amor …

Te propongo,
disfrutar de una mañana
caminando de mi mano
o una flor en tu ventana
o que algún violín gitano
nos regale con su voz .

Yo no te propongo el sol,
ni las estrellas
tampoco yo te ofrezco
un castillo de ilusión
yo tengo para darte tan solo cosas buenas
triviales y sencillas
las cosas de este amor
Te propongo,
un amanecer cualquiera
aferrada de mi brazo
compartiendo una quimera
te propongo simplemente … te propongo que me quieras.

(Te pronpongo / Sandro)

2 comentarios:

modesto dijo...

Se fue uno de los grandes, pero como dice una parte de su cancion

"No quiero que me lloren
cuando me vaya a la eternidad,
quiero que me recuerden
como a la misma felicidad;
pues yo estaré en el aire,
entre las piedras y el palmar;
estaré entre la arena
y sobre el viento que agita el mar."

HECTOR JEOVANNY OSORTO AGUIRRE

Damián dijo...

Sin dudas que se ha ido uno de los grandes ídolos de la música de Argentina y de toda América Latina.
Logró cosas increibles, fijando las bases del Rock en Argentina, luego pasando al género romántico, cantando canciones que quedarían por siempre en el corazón de los fans.
Se fue Sandro, pero queda su recuerdo, el de un tipo que supo cuidar su intimidad y brindarle al público todo su carisma en cada presentación.
Pero por sobre todas las cosas, se fue una gran persona, porque es así como lo recuerdan todos los que lo llegaron a conocer bien.

Artículos relacionados


Más vistos