sábado, 28 de febrero de 2009

Como una lágrima en el mar (para toda la eternidad)

Amor marchitoComo una lágrima en el mar se perdió mi amor, entre las olas que lo arrastraron hasta su final. Como un niño entre la gente se puso a llorar mi amor, desprotegido y abandonado en un rincón. Como una flor marchita sobre la piedra se entristeció mi amor, herido y prisionero del dolor.

Mil veces rogué por tu amor, un millón de veces grité tu nombre y en una infinidad de ocasiones me diste la espalda. Ya no puedo siquiera llorarte, porque mis lágrimas no sirven para calmar mi dolor.

Mis labios han comenzado a olvidarte, mis dedos ya no dibujan corazones en la arena y tu rostro ya no aparece frente a mí cada día. Es difícil pensar en una existencia sin ti, pero más difícil es imaginar un camino de espinas juntos.

Yo solamente quisiera poder decirte adiós, pero quizás esa palabra me termine de partir el corazón.

Un millón de estrellas acompañaron nuestras más intensas noches de pasión. Una luna tan grande como tus ojos, nos baño con el brillo de su luz, cuando la ciudad dormía su sueño gris.

Nunca encontraré a nadie como tú. Jamás volveré a sentir el fuego de unos labios como los tuyos, ni tampoco podré dormir sobre otra piel como la que recubre el calor de tu cuerpo. Es el precio que debo pagar, por una pasión que me devoró el corazón. Es el castigo de una relación que no pudo ser feliz.

Ahora me despido, flotando en el aire como llegué. Le hablaré a las nubes de tu piel, le contaré a las estrellas de tu pelo, le susurraré a la luna sobre un amor que se esfumó y rogaré porque en otra vida te vuelva a ver y en ella seas mía para toda la eternidad.

La fotografía que se incluye junto al texto de esta entrada pertenece a la galería de macroninja y es compartida bajo licencia Creative Commons.

miércoles, 25 de febrero de 2009

Aprender del dolor

AprenderLa vida puede verse como la suma de experiencias que atravesamos a lo largo de nuestra existencia. Las alegrías y el sufrimiento son parte del recorrido.

Seguramente puede resultar más agradable andar por el camino de la felicidad, pero no se puede desconocer el otro lado de la moneda.

Aprender del dolor no es lo mismo que aprender a sufrir. Todo lo contrario, significa asimilar la lección que nos deja el sufrimiento, para que la próxima vez no se vuelva a producir o, al menos, nos encuentre mejor preparados.

Encarar una vida en positivo nos ayuda a ser más felices, pero hasta en el más maravilloso de los mundos existe el dolor. Y eso es lo que debemos comprender, los mensajes que nos brindan las experiencias que nos son agradables. Las marcas del dolor son parte de la vida y saber leer sus enseñanzas es lo que debemos aprender.

Los momentos felices nos dejan llenos de alegría y bienestar, pero aquellos pasajes donde las cosas no salen bien ofrecen enseñanzas que debemos aprovechar, ya que de lo contrario el sufrimiento habrá sido en vano. Y esto también puede verse como un pensamiento positivo, ya que aprender del dolor puede resultar la mejor forma de sacar algo bueno de un momento que ha sido negativo.

Llevando estos pensamientos a la vida de pareja, se puede decir que aprender de una ruptura amorosa es la mejor forma de ganar experiencia en el amor. Aunque cada relación puede manifestarse de un modo distinto, cada una de las cosas que aprendimos antes de llegar al lugar donde estamos, son las que nos ayudan a decidir y a actuar de una manera determinada. Las experiencias que atravesamos a lo largo de nuestra vida, son el mejor manual que podemos conseguir, las lágrimas y las risas contienen la tinta que llenan sus hojas y las que nos enseñan a seguir.

La fotografía que se incluye junto al texto de esta entrada pertenece a la galería de HShapiro y es compartida bajo licencia Creative Commons.

domingo, 22 de febrero de 2009

Películas para una noche romántica

El cine y el amor muchas veces se han tomado de la mano, como dos amantes que se encuentran bajo la luna.

Algunos enamorados prefieren una cómoda velada romántica recostados en el sillón, viendo una película en televisión.

Las maravillas del DVD y el cine en casa han contribuido para lograr que la experiencia en el hogar pueda ser completa, pero siempre depende de la película elegida para lograr el clima deseado.

En esta oportunidad, vamos a recomendar una lista de cinco películas imprescindibles para encender el fuego de esas noches en las que la pasión está en el aire…

L'ultimo bacio (El último beso): una de las mejores películas del cine italiano de la década. La historia gira en torno de la pareja conformada por Carlo y Giulia, pero también se expande en las relaciones de diversos personajes. El amor, la infidelidad, el desgaste de la pareja y las ilusiones son contadas de manera brillante, a través de historias de parejas de distintas edades. Este filme está protagonizado por Stefano Accorsi y Giovanna Mezzogiorno y cuenta con un excelente trabajo de la inagotable Stefania Sandrelli.

Groundhog day (El día de la marmota): ¿qué ocurriría si todos los días nos despertáramos a la misma hora, en el mismo día y en el mismo lugar? A partir de esta situación, se teje una de las más ingeniosas comedias románticas de todos los tiempos, donde el malhumorado comentarista del tiempo Phil Connors, poco a poco se va dando cuenta del amor que le nace por su compañera Rita. En este filme se lucen Bill Murray (como Phil Connors) y Andie MacDowell (en el papel de Rita).

High fidelity (Alta fidelidad): a partir de este filme, John Cusack demostró que podía ser un icono romántico del cine. Luego de una ruptura amorosa, Rob Gordon, dueño de una tienda de discos y fanático de los top 5, decide repasar las relaciones con mujeres que tuvo en el pasado. En esta película dirigida por Stephen Frears, también brillan Iben Hjejle, Jack Black y Catherine Zeta-Jones.

The bridges of Madison County (Los puentes de Madison): para los que recuerdan a Clint Eastwood como un duro, esta película les demuestra que los hombres rudos también pueden ser románticos. En este filme, Clint Eastwood es Robert Kincaid, un fotógrafo aventurero que conoce a Francesca Johnson, la inigualable Meryl Streep. Una historia de amor maduro, con intérpretes de lujo.

Before sunrise (Antes del amanecer) y Before Sunset (Antes del atardecer): para completar el listado nada mejor que una recomendación doble. Sí, la historia de Celine (Julie Delpy) y Jesse (Ethan Hawke), contada a través de dos filmes inolvidables, llenos de romanticismo moderno. Una pareja que se conoce en un tren en Europa y que tiene sólo una noche para conocerse. En la segunda película se cuenta un nuevo encuentro, casi diez años después de aquella inolvidable noche.

¿Qué películas agregarías a esta lista para disfrutar en una noche romántica?

jueves, 19 de febrero de 2009

Bariloche, un viaje romántico a la Patagonia Argentina

Paisaje románticoComenzando una nueva sección en el blog, donde recorreremos los mejores lugares para un viaje romántico o unas hermosas vacaciones en pareja, en esta oportunidad elegimos San Carlos de Bariloche. Esta ciudad, ubicada en la Patagonia Argentina, no solamente es un verdadero deleite para los ojos, es una verdadera experiencia para los sentidos, y sin dudas, uno de los lugares más bellos de Sudamérica.

Geograficamente se ubica a un lado de la cordillera de los Andes, en la ciudad de Río Negro a 1630 km de la ciudad de Buenos Aires. Su población activa supera los 130.000 habitantes y es uno de los puntos turísticos más importantes de Argentina. El nombre Bariloche proviene de un término Mapuche (vuriloche) que podría traducirse como “Gente del otro lado de la montaña”.

Desde sus inicios, la ciudad respetó un estilo de construcción en el que se destaca la madera como material primario, otorgándose cierta similitud con el estilo que se conoce en los Alpes Europeos, pero con una identidad propia que le fueron dando los años y la gente del lugar.

Entre sus bellezas naturales se destaca el Lago Nahuel Huapi. De origen glaciar recorre diversas localidades de las provincias de Río Negro y Neuquén, pasando por Bariloche, donde se pueden apreciar sus bellísimas aguas de un azul cristalino de máxima pureza. De la misma manera que las leyendas que rodean al legendario Lago Ness, el Nahuel Huapi también cuenta con la historia de una especie de gigantesco Plesiosaurio que viven en él. Los lugareños lo bautizaron como Nahuelito y alimentaron el mito más popular de la región.

A nivel hotelería, esta ciudad se destaca por ofrecer una gran variedad de opciones para el turismo, desde hoteles y hosterías hasta bungalows y cabañas equipadas con todo lo que se necesita para tener el máximo confort.

Cabe destacar que Bariloche es una ciudad que ofrece una gran variedad de atracciones y puede disfrutarse tanto en verano como en invierno, cuando se transforma en una gran atracción por la nieve y por la posibilidad de acceder a pistas para esquiar. Esta ciudad puede ser un punto clave para recorrer otras bellezas naturales de la región, ya que ofrece buenas rutas de acceso para excursiones a cerros, lagos y a los impactantes Parques Nacionales que fascinan a todos los turistas que los recorren.

Como podemos ver, Bariloche es una excelente opción para disfrutar en pareja, ya que también brinda una buena variedad de ofertas gastronómicas con comidas regionales y una activa vida nocturna, que permite complementar las atracciones naturales que se pueden recorrer durante el día con lo mejor de la noche de una ciudad elegida por personas de todas las edades.

lunes, 16 de febrero de 2009

Cómo dominar la ira

LeonLa ira es ese estado violento que brota desde nuestro interior ante algunas circunstancias que encienden nuestra furia.

Hay personas que tienen la facultad de controlar ese estado, pero también existen otras que lo dejan brotar sin importar el lugar.

Si bien es bueno poder sacar las cosas que nos hacen mal haica afuera, también es importante que eso no nos haga mal a nosotros y a los demás.

Se necesita una buena dosis de inteligencia para comprender la naturaleza de la ira y aprender como dominarla. Pero no hablamos de la inteligencia que desarrollamos en las clases de física y matemática, para estos casos es fundamental saber utilizar nuestra inteligencia emocional.

Está claro que las emociones llevadas al extremo pueden ser nocivas para el ser humano. Desde los pronunciados “bajones” que llevan a la depresión o las exaltaciones que conducen a una persona a la furia desmedida. En esos casos es cuando se hace imprescindible aprender a administrar nuestros estados de ánimo.

Encontrar el equilibrio es la clave que nos permite encausar nuestras emociones, evitando los desbordes que nos hacen mal. Evidentemente, los vaivenes son parte de nuestra vida, pero cuando se vuelven demasiado marcados, hasta el punto que nos hacen sentir mal, es cuando debemos aprender a evitar que sobrepasen el límite.

Cada persona tiene un mundo interior y sobre ese espacio íntimo es donde se debe trabajar para lograr la armonía. Buscar en cada uno de los rincones de ese interior, donde se esconden las cosas que no están encajando bien, y encontrar la manera de que se logre su cauce.

Hay una realidad que indica que la lucha por dominar nuestros sentimientos no es una tarea sencilla, pero con el suficiente entrenamiento emocional podremos hacerlo una práctica que no se convierta en una carga. También es importante destacar, que para la mayoría de las personas las emociones extremas no son un hecho frecuente, sino un desborde al que se llega en determinadas situaciones. Quienes se encuentran ante repetidos episodios de desbordes deben considerar seriamente la ayuda de un profesional que los guie para solucionar el problema.

Es evidente que el control de las emociones es algo que debemos manejar nosotros mismo, decidiendo en cada oportunidad que cosas debemos dejar fluir y cuales otras debemos moderar o evitar que surjan como un vendaval.

Al pensar en la ira, muchos de nosotros recordamos aquella película en la cual se destacó Michael Douglas, llamada Falling Down (Un Día de Furia). En aquel filme, el protagonista afronta una jornada en la cual todo le sale mal, hasta el punto de llevarlo a una explosión emocional violenta.

Quizás la mejor manera de poder enfrentarnos a la ira es lograr tomar un minuto antes de la explosión y analizar el hecho de una manera que nos permita bajar la tensión que provoca la situación. Seguramente eso es lo más complicado ante determinados sucesos, pero sin dudas es la opción que puede evitar el desborde.

El estado emocional que rodea a una persona en el momento que llega a un pico de ira es clave para poder llegar a controlar una emoción violenta. También es importante recordar que cada persona tiene una manera particular de encontrar un cause para sus emociones. Tratar de apaciguar la furia con pensamientos positivos puede ayudar a mitigar las sensaciones negativas.

Para algunas personas tomar un respiro y despejar los pensamientos es la solución ideal. También puede ser muy útil cambiar el escenario en el cual se produjo la explosión emocional y hasta quizás poder charlar con alguien que pueda irradiar energía positiva, y de esta manera lograr cambiar los pensamientos negativos.

Hay personas que logran muy buenos resultados saliendo a caminar o a correr. De esa manera logran poner su mente y su cuerpo en una actividad distinta a la que les produjo el estado de ira.

Explorar la solución que mejor se adecúe a nosotros será fundamental para hallar la clave que nos permita controlar los estados de ira que pueden afectarnos y hacernos sentir mal.

La fotografía que se incluye junto al texto de esta entrada pertenece a la galería de Tambako the Jaguar y es compartida bajo licencia Creative Commons.

sábado, 14 de febrero de 2009

El origen del día de los enamorados

San ValentinEl Día de los Enamorados o Día de San Valentín, es una festividad que tiene su inicio muchos años atrás.

Si bien hay distintas historias sobre el origen de esta celebración, hay una en particular que se centra en un sacerdote católico nacido en Italia en el siglo III de nuestra era. En aquella época, Roma estaba gobernada por Claudio II y el cristianismo no era la religión oficial en ese lugar. En aquel tiempo estaba prohibido el casamiento de los soldados, ya que se especulaba que de esta manera serían más eficientes en el campo de batalla.

Allí es donde aparece Valentino en esta historia, como un sacerdote que en secreto casaba a los soldados con sus amadas. Esa práctica le hizo ganar una importante fama entre los enamorados.

La popularidad del sacerdote comenzó a multiplicarse y entonces Claudio II lo mandó a llamar. En principio, el gobernante escuchó las palabras de Valentino y hasta se vio seducido por las enseñanzas del Cristianismo.

Pero Claudio II no pudo soportar las presiones y tuvo miedo de ser considerado un traidor a los Dioses, venerando al Cristianismo. Por ese motivo, Valentino fue condenado y puesto en custodia de los hombres de Claudio II.

La historia cuenta que uno de esos hombres decidió poner a prueba al sacerdote, contándole que su hija había nacido ciega. El religioso accedió a ver a la joven, a quien pudo curar. Fue entonces como toda su familia se convirtió al cristianismo ante aquel milagro.

A pesar de todo, ese hecho no pudo cambiar lo que ya estaba establecido y Valentino fue martirizado y ejecutado aproximadamente en el año 270 de nuestra era.

Si bien los historiadores aún hoy discuten la veracidad de las historias que se tejen en torno a San Valentín, la leyenda ha crecido con pasos agigantados.

El día de San Valentín llegó a Estados Unidos en el siglo XIX y a través de los años se ha ido extendiendo en otros países americanos.

El día de San Valentín se festeja en la mayoría de los países del mundo el 14 de febrero y en algunos lugares, además de asociarlo con el amor, también se lo relaciona con la amistad.

Aunque en el siglo XX, y en lo que ha transcurrido del nuevo milenio, esta festividad ha tomado un corte comercial, es fundamental no olvidar el sentido real que tiene. Lo más importante no es intercambiar regalos, lo fundamental es dar y recibir amor.

La fotografía que se incluye junto al texto de esta entrada pertenece a la galería de geishaboy500 y es compartida bajo licencia Creative Commons.

jueves, 12 de febrero de 2009

Scorpions, canciones para una noche de pasión

ScorpionsEn muchas oportunidades las grandes bandas de rock han dejado baladas que pueden encender una noche de pasión.

En este rubro se ubica Scorpions, una banda alemana surgida en la década del sesenta y que aún hoy mantiene vigencia.

Seguramente quienes vivieron con intensidad la década del ochenta no podrán olvidar aquella balada que hizo levantar el calor de más de una generación. Estamos hablando de Still Loving You, el tema incluido en el álbum Love at First Sting, editado en 1984.

Hot & Slow (The Best of the Ballads) es una placa recopilatoria de las mejores baladas interpretadas por Scorpions en la década del setenta, incluyendo tomas en estudio y otras en vivo. Este trabajo fue lanzado en formato CD en 1991 y no incluye Still Loving You, por ser un tema de los ochenta, pero si contiene una lista de temas ideales para una noche de pasión, dentro de los cuales se destaca In Trance, Born to Touch your Feelings y We’ll Burn the Sky.

La lista completa de temas es la siguiente: 1. In Trance, 2. Life's Like a River, 3. Yellow Raven, 4. Born to Touch Your Feelings, 5. In Search of the Peace of Mine (Live), 6. Far Away, 7. In Your Park, 8. Crying Days, 9. Fly People Fly, 10. We'll Burn the Sky (Live), 11. Livin and Dying y 12. Kojo Notsuki (Live). Esta compilación cuenta con temas grabados entre 1974 y 1978. La placa es una verdadera invitación para los sentidos y para compartir en pareja.

Cabe destacar que posteriormente, apareció otra compilación con el nombre Hot & Slow: Best Masters of the 70's. Esta placa comparte algunos temas con la nombrada anteriormente, pero el listado tiene varias diferencias: 1. Speedy's Coming, 2. Fly to the Rainbow, 3. Drifting Sun, 4. They Need a Million, 5. Far Away, 6. In Trance, 7. Dark Lady, 8. Robot Man, 9. Top of the Bill, 10. Longing for Fire, 11. Evening Wind, 12. Pictured Life 13. Virgin Killer, 14. Catch Your Train, 15. In Your Park, 16. Crying Days y 17. Yellow Raven.

miércoles, 11 de febrero de 2009

Cómo dejar de ser esclavos de nuestras vidas

Hundirse en la arenaTodos los días tomamos decisiones que afectan, en menor o mayor medida, a nuestra vida. Cada paso que damos forma parte de lo que creamos para nosotros y tendrá su peso en nuestro entorno y el ámbito de nuestra familia y afectos, porque está claro que no somos islas, sino que vivimos inmersos en un mundo de relaciones.

Es verdad que la vida da revancha y que nos permite aprender de nuestros errores, sin embargo hay decisiones para las que debemos contar con una gran fortaleza para afrontarlas.

En ocasiones, tomamos caminos que parecen difíciles y en algún momento de su trayecto nos encontramos en medio de la oscuridad, rogando que aparezca una luz que nos indique como encontrar nuestro destino.

No hay soluciones mágicas para vivir la vida, el secreto está en recorrerla y aprender de cada lección que nos toque. Probablemente allí esté el secreto de existir.

Si el desierto nos rodea y nuestros pies comienzan a hundirse en la arena, debemos buscar la fuerza y la inteligencia que nos libere de esa situación. Nada en la vida está escrito, todos los días hacemos nuestro camino.

No somos esclavos de nuestras vidas, somos nosotros los que elegimos cada día que vida queremos vivir. Podemos utilizar nuestro tiempo para crear nuevos caminos o destinar nuestras horas para sufrir, esa es una de las decisiones más importantes que tomamos cada día de nuestras vidas.

La fotografía que se incluye junto al texto de esta entrada pertenece a la galería de bachmont y es compartida bajo licencia Creative Commons.

lunes, 9 de febrero de 2009

La melancolía

Calle MelancoliaLa melancolía es un sentimiento fuertemente emparentado con la tristeza. Muchas veces es una sensación que se entrecruza con la evocación de momentos vividos y que ya no volverán.

Para algunos, la melancolía puede ser un estado de ánimo pasajero, pero para otras personas se puede convertir en algo que dura mucho tiempo. El peligro de esta situación es el acostumbramiento.

Un estado melancólico pronunciado puede derivar en una depresión. Esa sensación de abatimiento, por lo general, necesita un importante trabajo en el plano psicológico para recobrar la confianza y fortalecer el ánimo.

Joaquín Sabina, además de ser un gran músico, es un hombre que se destaca por su capacidad de contar historias en sus canciones. En su disco Malas Compañías incluyó un tema llamado Calle Melancolía.

Esta canción envuelve una mágica poesía que define, como pocas veces, a la tristeza, trayendo imágenes de paisajes desolados y el deseo de dejar ese lugar para mudarse a la calle de la alegría …


Calle Melancolía

Como quien viaja a lomos de una yegua sombría, por la ciudad camino, no preguntéis adónde.

Busco acaso un encuentro que me ilumine el día, y no hallo más que puertas que niegan lo que esconden.

Las chimeneas vierten su vómito de humo a un cielo cada vez más lejano y más alto.

Por las paredes ocres se desparrama el zumo de una fruta de sangre crecida en el asfalto.

Ya el campo estará verde, debe ser primavera, cruza por mi mirada un tren interminable, el barrio donde habito no es ninguna pradera, desolado paisaje de antenas y de cables.

Vivo en el número siete, calle Melancolía. Quiero mudarme hace años al barrio de la alegría.

Pero siempre que lo intento ha salido ya el tranvía y en la escalera me siento a silbar mi melodía.

Como quien viaja a bordo de un barco enloquecido, que viene de la noche y va a ninguna parte, así mis pies descienden la cuesta del olvido, fatigados de tanto andar sin encontrarte.

Luego, de vuelta a casa, enciendo un cigarrillo, ordeno mis papeles, resuelvo un crucigrama; me enfado con las sombras que pueblan los pasillos, y me abrazo a la ausencia que dejas en mi cama.

Trepo por tu recuerdo como una enredadera que no encuentra ventanas donde agarrarse, soy esa absurda epidemia que sufren las aceras, si quieres encontrarme, ya sabes dónde estoy.

Vivo en el número siete, calle Melancolía. Quiero mudarme hace años al barrio de la alegría.

Pero siempre que lo intento ha salido ya el tranvía y en la escalera me siento a silbar mi melodía

(Calle Melancolía - Letra: Joaquín Sabina – Tema editado en el disco Malas Compañías, en 1980).

La fotografía que se incluye junto al texto de esta entrada pertenece a la galería de gorriti y es compartida bajo licencia Creative Commons.

sábado, 7 de febrero de 2009

Como dueles en los labios

LabiosAlgunas historias de amor comienzan en los ojos, con los cruces de miradas que después le dan lugar a los besos.

Muchas noches de pasión comienzan con los besos, con los labios que se encuentran y se mezclan hasta explotar en el amor.

Esos besos son los que más se extrañan a la distancia y los que duelen en los labios. Cuando la persona amada está lejos, todo nos trae recuerdos, Un olor, una imagen o una canción…

Como dueles en los labios
Como dueles en los labios,
como duele en todos lados,
como duelen sus caricias cuando ya se ha ido.
Como me duele la ausencia,
como extraño su color de voz,
como falta su presencia en mi habitación.
Como me duele el invierno,
como me duele el verano,
como me envenena tiempo cuando tú no estás.
Como me duele estar viviendo,
como duele estar muriendo así,
como me duele hasta el alma en mi habitación;
como dueles en los labios, en todos lados, soledad.
Como me duele no verte
como duele en madrugada
como me duele no verte
como duele en madrugada.

(Como dueles en los labios – Escrito por Fernando Olvera - Editado en 1997 por Maná en el disco Sueños líquidos)

La fotografía que se incluye junto al texto de esta entrada pertenece a la galería de HAMED MASOUMI y es compartida bajo licencia Creative Commons.

jueves, 5 de febrero de 2009

El Rey Sol

Aqui llega el solEl Sol es la estrella alrededor de la cual giran los planetas de nuestro sistema solar, incluida, por supuesto, la Tierra.

Su brillo hace que tengamos luz de día y que por la noche brille el reflejo de la luna sobre nuestro cielo.

El sol es, además, una fuente de calor y en la antigüedad fue un importante objeto de adoración. Tal es así que existen varias religiones antiguas adoradoras de Sol. Incluso, hoy en día, algunas importantes religiones conservan ciertos elementos de las culturas que adoraban al Sol.

Por otra parte, su ubicación en el cielo define cuando empieza y cuando termina el día.

Si bien la Luna parece mucho más seductora para una canción de amor, existen algunas hermosas composiciones que toman como eje al Sol. Tal es el caso de Here comes the Sun (Aquí llega el Sol), escrita por George Harrison y lanzada en 1969 en el álbum Abbey Road de The Betales.


Aquí llega el sol
Aquí llega el sol
Y yo digo que eso está muy bien

Querida
Ha sido un frío, largo y solitario invierno
Querida
Parece como si hubiera durado varios años aquí

Aquí llega el sol
Aquí llega el sol
Y yo digo que eso está muy bien

Querida
Las sonrisas vuelven a los rostros
Querida
Parece como si hubiera estado muchos años aquí

Aquí llega el sol
Aquí llega el sol
Y yo digo que eso está muy bien

Querida
Siento el hielo derritiéndose lentamente
Querida
Parece que pasaron años desde el último momento de claridad

Aquí llega el sol
Aquí llega el sol
Y yo digo que eso está muy bien

(Here comes de sun – Aquí viene el sol – Letra: George Harrison)

La fotografía que se incluye junto al texto de esta entrada pertenece a la galería de Jezz y es compartida bajo licencia Creative Commons.

martes, 3 de febrero de 2009

Pensando en ti

Pensando en tiPensar en otra persona es algo que nos suele ocurrir cuando estamos enamorados. Y no hay nada más maravilloso que saber que alguien piensa en nosotros también.

La distancia, aunque sea corta, muchas veces alimenta esa sensación y nos trae una y otra vez el rostro de la persona que amamos.

Pensar en la persona que alimenta nuestra pasión es un ejercicio que nos puede llenar de energía, que puede hacer más felices nuestros momentos y que nos da la fuerza que necesitamos para enfrentar una jornada, que quizás no ofrezca nada fuera de lo común, salvo esa imagen que nos va a iluminar el día.

En otras ocasiones, la distancia no se mide en kilómetros, sino que está dada por los errores cometidos y por la sensación de haber perdido a la otra persona.

Es entonces cuando entran a jugar un millón de recuerdos, canciones que nos llevan hasta los momentos más felices de nuestras vidas y olores que nos trasportan a lugares que viven en un lugar privilegiado de nuestra memoria.

Yo, estoy pensando en ti
pensando en nunca más
pensar que te perdí
por qué si pienso en ti
yo sé como eludir la soledad
con una letra de canción
un perfume a tempestad
una lluvia en el balcón
una manzana por probar
pensando en ti me siento bien

Ahora estoy pensando en ti
pensando en nunca mas
dejarte ir
ahora estoy pensando en ti
pensando en nunca más
dejarte ir

(Pensando en ti - Pensando em você - Paulinho Moska – Álbum: Tudo Novo de Novo)

La fotografía que se incluye junto al texto de esta entrada pertenece a la galería de A6U571N y es compartida bajo licencia Creative Commons.

domingo, 1 de febrero de 2009

¿Qué es la inteligencia emocional?

Hace muchos años, se pensaba que midiendo el coeficiente intelectual de una persona se podría saber su grado de inteligencia.

Con el tiempo, se pudo comprobar que aquellos test servían para definir con cierto éxito el desempeño en la etapa escolar y en algunas materias específicas. Sin embargo, al repasar la historia de personas con alto coeficiente intelectual, quedó claro que este indicador no podía asegurar un éxito en la vida laboral, ni en la vida social, ni mucho menos en las relaciones de pareja.

Está claro que el coeficiente intelectual sirve para medir ciertas capacidades de una persona, pero no comprende el todo del individuo, que está compuesto por una suma de características que determinan su personalidad y aptitudes para afrontar un trabajo o el modo de desenvolverse en su vida personal.

Es entonces cuando nacen conceptos como “Inteligencia Social” e “Inteligencia Emocional”, para intentar explicar que un persona necesita muchas más cosas que saber hacer cuentas y recordar las capitales de los principales países del mundo.

Varios de los estudios sobre la inteligencia emocional se desarrollaron en el siglo XX. El concepto empieza a cobrar especial importancia a partir del la década del ’90, y es el libro “La inteligencia emocional”, publicado por Daniel Goleman en 1995 el que logra gran repercusión y pone el tema en boca de todo el mundo.

Pero a esta altura, muchos se preguntarán de qué hablamos cuando hablamos de inteligencia emocional. En este sentido es importante destacar que la inteligencia emocional abarca una serie de elementos relacionados con las emociones. Dentro de ese conjunto se encuentra la capacidad de percibir lo que ocurre a nuestro alrededor, comprender lo que le ocurre y siente el otro (empatía) y la capacidad de conocer y controlar lo que nos ocurre a nosotros.

Uno de los puntos clave de la inteligencia emocional es que se puede desarrollar de manera que podamos mejorar la forma en que nos vinculamos con nuestros sentimientos y, a partir de allí, como nos relacionamos con los demás y empezamos a entenderlos de un nuevo modo.

La inteligencia emocional es una de las grandes claves del mundo moderno y la que nos puede permitir triunfar en nuestra profesión y en nuestras relaciones, aún sin tener un alto coeficiente intelectual.

Entender nuestros sentimientos, comprender a los demás y poder aplicar esos conocimientos en nuestra vida, pueden ser las claves para lograr nuestros objetivos y ser más felices cada día.

La fotografía que se incluye junto al texto de esta entrada pertenece a la galería de aussiegall y es compartida bajo licencia Creative Commons.

Más vistos