domingo, 15 de marzo de 2009

Cómo evitar los celos

CelosMuchas veces hablamos de celos o de personas celosas, pero pocas veces nos ponemos a pensar en su origen o como controlar estos impulsos.

Los celos son sentimientos que pueden surgir en una persona al sentir que la relación con otra persona está en riesgo. Ese miedo de perder al otro, no solamente es una manifestación que se da en la pareja, también se puede encontrar en relaciones familiares o de amistad.

Los celos excesivos están relacionados con los miedos y con ciertos rasgos de inseguridad que se manifiestan en ciertas personas.

Para aprender a controlar esta conducta, cuando aparece de manera desmedida, es importante comprender que nadie es propietario de los gustos, deseos y decisiones de otras personas. En una sociedad donde es frecuente el hecho de relacionarse con otras personas, es fundamental saber distinguir y entender que cada persona teje un vínculo único con los demás. Es de gran importancia asimilar que no somos reemplazados cada vez que un ser querido pasa un momento agradable o comparte tiempo con otra persona.

Todas las cosas tienen su tiempo y su lugar, y las relaciones deben seguir su curso normal. Intentar imponernos sobre los sentimientos o deseos de otra persona suele ser contraproducente y en definitiva solamente hará que el otro de aleje de nosotros.

La persona celosa suele ver como intrusos a todos los que se interpongan en la relación que mantiene con la persona celada. Sin embargo, sus sentimientos y su percepción, no le permiten ver que, en muchas ocasiones, está viendo una fotografía alterada de la realidad.

Para vencer los celos, en primer lugar debemos trabajar con nuestra autoestima para mejorarla. De esa manera tendremos una mejor percepción de nosotros mismo y eso nos dará mayor fortaleza para afrontar de una manera más apropiada nuestras relaciones.

Los celos en la pareja, muchas veces, se pueden manifestar por una sensación de posesión.

Una clara manifestación de celos puede palparse en el famoso tema musical llamado Mi propiedad privada, el cual dice “Para que sepan todos a quien tú perteneces, con sangre de mis venas te marcaré la frente para que te respeten aún con la mirada. Que sepan que tú eres mi propiedad privada. Que no se atreva nadie a mirarte con ansias y que conserven todos respetables distancia, porque mi pobre alma se retuerce de celos y no quiere que nadie respire de tu aliento. Porque siendo tu dueña no me importa más nada que verte solo mío mi propiedad privada.”

Reprimir los celos no es la mejor solución al problema, ya que la procesión nos comerá por dentro. Lo importante es comprender su naturaleza y descubrir que los hace aflorar. Muchas veces encontraremos el problema en nuestro interior y no en el exterior.

Es importante lograr que los celos no nublen nuestro juicio y que su influencia no nos haga tomar decisiones equivocadas. Si realmente existe una situación que afecta a una relación, sea de pareja, amistad o familia, lo importante es hablar sobre el problema con el otro y plantearle lo que nos está haciendo mal. De esta manera se podrá llegar a un mejor puerto, para solucionar el conflicto o bien tomar distancia si no hay coincidencias.

Los celos también pueden actuar como un elemento de manipulación, por lo cual es importante aprender a manejarlos antes de que se conviertan en algo que introduzca tensión en una relación y provoque malestar en los integrantes de una pareja.

Finalmente, debemos entender que los celos forman parte de los seres humanos y darle una cuota adecuada de racionalidad puede servir para encarrilarlos y evitar que se conviertan en impulsos negativos que estropeen una relación.

La fotografía que se incluye junto al texto de esta entrada pertenece a la galería de mrhayata y es compartida bajo licencia Creative Commons.

5 comentarios:

Viviana Álvarez dijo...

Muy interesante este escrito, lleva a la reflexión profunda. Me gusta tu blog, precisamente porque hace pensar.

Gracias por tu mensaje, incluyo tu link en mi blog!

Cariños

Linda Ariana dijo...

Hola Damian
En realidad debemos tener en cuenta que nadie es dueño de nadie,que el amor llega en su momento y termina cuando es necesario, sin lastimarse ambos.
Has escrito una frace de un vals peruano,... para que sepan todos que tu me pertences te marcare la frente porque eres mi propiedad privada.
Que gusto me da que te guste el vals peruano.
Un abrazo
Linda Ariana

Anónimo dijo...

LOS CELOS SON UN PROBLEMA QUE TENGO, POR QUE HE HECHO MUCHAS COSAS QUE SE QUE NO ESTAN BIEN. YO TERMINE CON MI PAREJA Y YO HE ANDADO CON OTRAS PERSONAS. PERO NUNCA HE DEJADO QUE SE FIJE EN OTRAS PERSONAS. HE HECHO HASTA LO IMPOSIBLE POR QUE NO ESTE CON NADIE.
ESTA MAL, LO SE, NO SE QUE HACER. CADA QUE LA VEO CON ALGUIEN SIENTO QUE ME MUERO, PERO NO ENTIENDO POR QUE ME MOLESTO SI YO HAGO ESO.
INCLUSO HABIA LLEGADO A PENSAR EN EL SUICIDIO. ESTA NO ES VIDA. NECESITO QUE ME AYUDEN. LO PEOR ES QUE VIVIMOS EN LA MISMA CASA, SOMOS CASI COMO HERMANOS ANTE LOS DEMAS. MI CORREO ES CH_U_CHICO@HOTMAIL.COM

vero dijo...

yo estoy pasando una etapa dificil estoy a punto de perder a mi novio por los celos pero el me esta dando la oprtunidad de cambiar y yo estoy asiendo lo posible para no perderlo esto no se lo deseo a nadien ,,

Damián dijo...

Vero, espero que esta nueva oportunidad sea positiva para vos y para tu pareja. Un gran abrazo y suerte.

Artículos relacionados


Más vistos