viernes, 5 de diciembre de 2008

Piel sobre metal, el teorema de un amor imposible

¿Alguna vez el amor podrá superar la barrera de la piel y ser libre en el infinito mundo de las sensaciones?

¿En algún lugar del universo los seres de diferentes planetas hacen el amor en lugar de la guerra?

¿Podrá algún día el ser humano enamorarse de una máquina y sentir calor al apoyar la piel sobre el metal?

Parece difícil o imposible aventurar que nos deparará el futuro, sin embargo el amor ha sabido adaptarse a cada época y hacerse fuerte en cada nueva realidad.

Quizás algún día exista el amor entre robots y humanos, como nos ha mostrado el cine y la televisión. O tal vez solamente sea fruto de la imaginación esta posible unión.

Puede ser que la evolución de las máquinas nos sorprenda y un día demuestren más sensibilidad que muchos de los humanos que transitan la faz de la tierra. Habrá que esperar muchos años, para saber si un corazón en cortocircuito sufre más que uno quebrado.

Sólo el futuro sabrá si la piel y el metal pueden encajar tan maravillosamente, como dos personas que se aman de verdad.

La imagen que ilustra este texto pertecence a la película El Hombre Bicentenario (Bicentennial Man), filme basado en una obra de Isaac Asimov.

0 comentarios:

Artículos relacionados


Más vistos